Curso Gratis de Ángeles: Ángel de la Guarda y Arcángeles

Imagen del autor

Si prefieres escucharme, puedes hacerlo desde el reproductor que está justo debajo o suscribiéndote de forma gratuita a “El Show de Hopi” a través de iVoox, Spotify, Spreaker, Google Podcast…

Ángel de la Guarda

Todos tenemos, como mínimo, un Ángel Guardián, que está con nosotros desde nuestro nacimiento hasta la muerte, es decir, durante toda tu vida terrenal.

Existen libros antiguos, donde se menciona que Dios envió ángeles como protectores de personas e individuos y mensajeros. En el Evangelio, Jesús invita a respetar a los ángeles.

Podemos invocar a nuestro Ángel de la Guarda cuando nos sentimos desamparados, cuando estamos muy sensibles y necesitamos mucha protección y cuidado, cuando precisamos curar tristezas indefinidas, cuando urge contrarrestar la sensación de soledad.

Podemos pedirle: protección diaria, que custodie nuestros sueños, cuidado de nuestro niño interior, y un especial cuidado y protección de nuestro cuerpo físico, emocional y mental.

A nuestro amigo inseparable podemos pedirle todo, absolutamente todo lo que necesitamos, ya que él ha unido su destino al nuestro, por leyes celestiales. Y vive atento a un solo Ser humano: a su protegido.

Podemos decirle esta oración que es tan famosa y que muchos aprendimos de pequeños para decirla a nuestro ángel por la noche antes de dormir:

Ángel de la Guarda, dulce compañía,

No me desampares ni de noche ni de día,

Que sin ti me perdería.

Amen. Que así sea.

CARACTERÍSTICAS DE LOS ÁNGELES DE LA GUARDA

1. Los Ángeles de la Guarda existen. Los Evangelios confirman esto, y las Escrituras de distintas religiones lo respaldan con innumerables ejemplos y tramas.

2. Los ángeles siempre han existido Nuestro Ángel Guardián no fue creado con nosotros cuando nacimos. Desde el momento en que Dios creó a todos los ángeles, él ha estado allí, durante las distintas reencarnaciones. Esto fue en un momento único. En un instante, Dios creó miles de ángeles y ya no crea otros ángeles.

3. Hay una jerarquía angélica y no todos los ángeles están destinados a convertirse en Ángeles de la Guarda. La jerarquía angélica la encuentras en la clase anterior a ésta, la clase 2.

4. No podemos dejar a nuestro Ángel, no podemos compartirlo con nadie. Y con respecto a esto las Escrituras están llenas de referencias y citaciones.

5. Nuestro Ángel nos guía en el camino hacia el cielo. Nuestro Ángel no puede obligarnos a tomar el camino de la bondad. No puede decidir por nosotros e imponernos elecciones porque respeta nuestro libre albedrío. Pero su papel es muy importante. Como un asesor reticente y confiable, se encuentra a nuestro lado, haciendo todo lo posible para brindarnos el mejor consejo, y sugiere el camino correcto siguiendo la luz de Dios.

6. Nuestro Ángel nunca nos abandona. En esta vida y la próxima, sabremos que podemos confiar en este amigo invisible y especial que nunca nos dejará solos.

7. Nuestro Ángel no es el espíritu de una persona muerta. Aunque es agradable pensar que cuando alguien que amamos muere, se convierte en un Ángel, y como tal vuelve para quedarse a nuestro lado, desafortunadamente no es así. Nuestro Ángel de la Guarda no puede ser nadie que conocimos en la vida, o un miembro de nuestra familia que murió a una edad temprana. Él siempre ha existido, es una presencia espiritual directamente generada por Dios. ¡Esto no significa que nos ama menos! Recordemos que Dios es antes de todas las cosas, Amor.

8. Nuestro Ángel de la Guarda  tiene nombre y podemos saber cuál es para tener una relación aún más cercana con él. En el curso de Angeología de 4 meses, le cuento a mis alumnos la técnica para obtener el nombre de nuestro ángel de la guarda. Si estás interesado haz clic en este enlace: https://www.esperanzacontreras.com/tienda/curso-de-angeologia/

9. Nuestro Ángel lucha a nuestro lado con toda su fuerza. Nuestro Ángel es un guerrero fuerte y valiente, que está a nuestro lado en cada batalla de nuestras vidas y nos protege cuando somos demasiado frágiles para actuar solos.

10. Nuestro Ángel de la Guarda es también nuestro mensajero personal, encargado de llevar nuestros mensajes a Dios, y viceversa Dios se dirige a los ángeles para comunicarse con nosotros. Su trabajo es hacernos entender sus palabras y guiarnos en la dirección correcta.

LOS ARCÁNGELES

Los arcángeles son los rectores de los ángeles. Son uno de los nueve coros de ángeles que hemos citado en la clase anterior. La clase 2: los 9 coros angélicos.

De todas esas criaturas celestiales, los ángeles de la guarda y los arcángeles son los que están más involucrados en ayudar al planeta Tierra y sus habitantes.

Los arcángeles son más grandes y poderosos que los ángeles. Son seres no físicos… sin embargo, resultan mucho más perceptibles, audibles y visibles cuando conectas con ellos. Como seres celestiales que son, no tienen géneros. Sin embargo, sus cualidades y sus características específicas les confieren energías y personalidades masculinas y femeninas.

La palabra arcángel deriva del griego archi, que significa “primero, principal, jefe”, y angelos, que significa “mensajero de Dios”. Por tanto, los arcángeles son los principales mensajeros de Dios.

Los arcángeles son seres celestiales extraordinariamente poderosos. Cada uno de ellos posee una especialidad y representa un rasgo de Dios. Estos arcángeles son prismas que irradian amor y luz divina de una manera específica sobre todos y cada uno de los habitantes de la Tierra.

Los cuadros representan a los arcángeles como figuras humanas ideales dotadas de enormes alas de cisne o de águila, que contrasta con las representaciones artísticas de los querubines, que se representa como bebés dotados de pequeñas alas.

Los arcángeles se encuentran entre las creaciones originales de Dios y existen desde mucho antes de que hubiera humanidad y de que se crearan las religiones. Pertenecen a Dios, no a ninguna teología específica. Por tanto, los arcángeles trabajan con  personas que profesan todo tipo de creencias y siguen distintos caminos. De hecho, trabajan  con cualquiera que se les invoque.

Al igual que los ángeles de la guarda, los arcángeles son aconfesionales y ayudan a todo el mundo, independientemente de si esa persona es religiosa o no. Son capaces de estar con todos y cada uno de nosotros, de manera individual y simultánea, porque se encuentran más allá de las restricciones propias del espacio y tiempo. ¡Imagina cómo sería nuestra vida si pudiéramos estar en varios lugares a la vez! Pues bien, los ángeles afirman que la única razón por la que no tenemos el don de la bilocalización es porque creemos que solo podemos estar en un lugar a la vez. Según ellos, en poco tiempo aprenderemos a superar esa limitación.

Quiero hacer hincapié en este punto porque a algunas personas les preocupa pensar que si invocan al arcángel Miguel, por ejemplo, podrían apartarle de llevar a cabo otras tareas más “importantes”. ¡Así es como proyectamos nuestra limitaciones humanas! Lo cierto es que los arcángeles y los maestros ascendidos pueden estar con cualquiera que desee su ayuda y tener una experiencia única con cada ser. Por tanto, debes saber que puedes invocar a los arcángeles mentalmente pidiéndoles que te presten su ayuda. No es necesario rezar ninguna oración formal.

LA IDENTIFICACIÓN DE LOS ARCÁNGELES

Se desconoce el número exacto de arcángeles que existen.

Basta decir que existen muchos arcángeles, aunque normalmente se destaca más a Miguel, Rafael, Gabriel y Uriel. Sin embargo, últimamente otros arcángeles han aparecido en mi vida y he empezado a trabajar con ellos, así que veremos también descripciones de otros arcángeles y de cómo puedes trabajar con ellos. Las diversas designaciones de género proceden de mis interacciones con estos maravillosos seres de luz. Como los ángeles y los arcángeles no poseen un cuerpo físico, su género está relacionado con la energía propia de su especialidad. Por ejemplo, la fuerte protección del arcángel Miguel es muy masculina, mientras que el gusto que muestra Jofiel por la belleza es muy femenino.

En las siguientes entradas del blog te iré hablando de cada uno de ellos.

Si quieres saber más de ellos y aprender a comunicarte con ellos, te recomiendo que hagas el Curso de Angeología de 4 meses de duración. Tienes más información en este enlace: https://www.esperanzacontreras.com/tienda/curso-de-angeologia/

 En la próxima clase veremos a Arcángel Ariel.

Gracias, gracias, gracias

Un abrazo,

Esperanza Contreras

Comparte este artículo:

Apúntate ya a nuestra comunidad de hormiguitas empoderadas y recibe los artículos del blog por correo electrónico

O también únete al Reto del Poder de la Gratitud

¿Qué necesitas?

Buscar

Yo recomiendo:

Guía de la gratitud

Descarga ahora GRATIS la guía.

Deja tu email y nombre y recibirás la guía totalmente gratuita.

Esta web utiliza cookies, puede leer aquí la Política de Cookies. Si continúa navegando, está aceptando la política.