Curso gratis de Ángeles: ¿Quiénes son?

Imagen del autor

Si prefieres escucharme, puedes hacerlo desde el reproductor que está justo debajo o suscribiéndote de forma gratuita a “El Show de Hopi” a través de iVoox, Spotify, Spreaker, Google Podcast…

El término “Ángel” deriva del griego Angelos y significa “Mensajero”. Son los mensajeros de Dios para los humanos.

La asistencia de los Ángeles es como una luz que desciende sobre nosotros, es Dios abriéndonos las manos y enviándonos su luz y amor..

Este cambio de era, con su alza de conciencia, es lo que mueve a los ángeles a hacerse presentes de una manera más perceptiva y lo que hace al ser humano tener la necesidad de “algo más”. Ya hemos comprendido que el mundo material solo corresponde a una fase de nosotros, pero no lo es todo.

Los Ángeles son el reflejo de la perfección Divina: infinitamente buenos, generosos, sin ninguna sombra de defecto, capaces de proporcionar un amor ilimitado porque no tienen ego.

Hay mínimo un Ángel para cada uno de nosotros.

A partir de las sagradas escrituras sabemos que cada Ángel tiene en el Universo un deber concreto que cumplir.

Las Galaxias, planetas, estrellas, o para hablar del mundo en que vivimos como: océanos, ríos, ciudades y naciones, todos estos elementos se confían al cuidado de los Ángeles.

Entre los que tienen que desarrollar su misión son muchos los que se dedican a guiar y proteger a los hombres, como los Ángeles de la Guarda.

Cada uno de nosotros estamos confiados al especial cuidado de un Ángel que tiene el trabajo de custodiarnos y asistirnos en todos los momentos de nuestra vida sin abandonarnos nunca.

Por lo tanto, cada uno de nosotros tenemos nuestro Ángel, independientemente de la religión que practiquemos. También lo tienen las personas que se consideran ateos, los materialistas más convencidos e incluso los que se resisten a creer en una dimensión distinta de la terrenal.

Nuestro Ángel personal nos protege de peligros, actuando sin descanso. Siempre está a nuestro lado.

En circunstancias particulares el Ángel se manifiesta bajo un aspecto que nuestros sentidos puedan percibir o cuando es necesario, porque nuestra vida corra peligro y aún no sea nuestro momento de abandonar este plano físico.

Los Ángeles no tienen rostro sino una especie de cuerpo luminoso como si fuese una estrella irregular, podemos sentir su vibración con estados de escalofríos, calor o distintas sensaciones.

Si nos acostumbramos a la idea de que los Ángeles comparten nuestra vida cotidiana, nos volvemos más sensibles a percibirlos.

Una buena relación con los Ángeles presupone una mayor apertura Espiritual, una mayor disponibilidad para aceptar a los demás y a entendernos mejor a nosotros mismos. Debemos saber que no estamos solos y no lo hemos estado nunca.

¿Cómo escuchamos a nuestro Ángel?

Antes de escuchar a nuestro Ángel, debemos abrirnos a la espiritualidad y mandar a paseo a nuestra mente. Por eso te recomiendo que repitas estas frases a diario, para ir interiorizando estos conceptos que son nuevos para ti.

“Me abro a recibir a estos seres maravillosos

Acepto con gracia las cosas buenas que llegan a mi vida

Estoy dispuesta a liberar los miedos que me impiden recibir amor

Ser amada y protegida no implica ningún riesgo para mí

Merezco amor y ayuda

Invito a mis ángeles a que me asistan en el día de hoy

Os pido que vuestra comunicación sea clara y amorosa

Confío  en que me ayudéis en el día de hoy a conectar con … Siempre y cuando esté alineado con mi bien mayor y bienestar, en armonía con el universo…

Queridos ángeles concededme vuestra ayuda para que el día de hoy sea fácil, mágico y esté lleno de regalos…

Gracias, gracias, gracias”

Todo el mundo puede escuchar y hablar con Dios y con los ángeles. No es necesario que tengas ningún don. Yo al menos, no lo tengo.

Todos estamos cualificados por igual y merecemos el amor y la ayuda del cielo. Fuimos creados a imagen y semejanza de Dios. Por tanto compartiremos  las cualidades divinas de amor, abundancia, salud, belleza y bondad.

Cuando trabajas con los ángeles te das cuenta de que no tienes necesidad de competir porque hay mucha abundancia de todo para todos. Comienzas a compartir con total libertad, ya que no tienes miedo a quedarte sin recursos, por eso es que imparto este curso totalmente libre.

Muchas veces me preguntáis: ¿Los Ángeles son diferentes a los amigos y familiares fallecidos? Aunque vuestros amigos y familiares se pueden comportar como si fueran ángeles, ten en cuenta que si no han trascendido, siguen siendo seres humanos con su ego y opiniones equivocadas. Así que si deseamos tener una guía divina pura, tendremos que dirigir nuestras conversaciones hacia Dios y sus humildes ángeles.

El mundo espiritual, donde viven los ángeles, no se encuentra en un lugar lejano. El Cielo nos rodea a todos, en una dimensión diferente. Es como las bandas de frecuencia en las que emiten las emisoras de radio, estando todas en el aire de manera simultánea.

¿Cómo llamar a los ángeles?

Puedes llamar a tus ayudantes celestiales rogando a Dios de manera verbal o mental que te los envíe, pedirle directamente que vengan a ti o visualizar que se encuentran contigo en este momento.

No tengas miedo de molestarles con tus peticiones. Son seres ilimitados que se sienten felices de ayudarte a traer la paz.

Al igual que sucede con las personas, los ángeles también poseen una serie de especialidades. Puedes pedir que acudan aquellos que estén más cualificados para ayudarte en una situación en particular.

Tenemos los ángeles de la abundancia, los ángeles del amor, los ángeles de la naturaleza, ángeles de la guarda, los ángeles sanadores…

¿Todos los ángeles poseen alas?

Este es un tema controvertido del que me gusta hablar. La primera vez que pude ver a mi ángel de la guarda, apareció ante mí un dibujito animado muy parecido al Sabio de Astérix y Obélix. No tenía alas.

El segundo ángel que vi fue a Arcángel Miguel que también apareció ante mí como un dibujito animado. Es un soldado romano de color azul “pitufo”. Es azul entero.

Por eso no me gustan las imágenes de ángeles de los cuadros del Renacimiento que vemos en las tarjetas de felicitación y o las estatuas del arte religioso, porque yo no los percibo así.

El segundo Arcángel que vi fue a Jofiel y se me apareció con unas alas doradas inmensas, las alas más bonitas y brillantes que he visto en mi vida.

Según mi experiencia, no utilizan esas alas para transportarse, ya que nunca he visto a un ángel aletear. Los he visto envolver a una persona entre sus alas para proporcionarle consuelo y, según lo que he percibido, ese es el único propósito que tienen.

La única razón por la que aparecen como personajes de dibujitos animados o tienen alas, es para satisfacer nuestras expectativas y para que no nos den miedo cuando los vemos por primera vez.

Los pintores del Renacimiento confundieron el aura de luz de los ángeles con un par de alas, así que los pintaron con ellas en sus cuadros y ellos aparecen así ante nosotros, para que sepamos que tienes delante de ti a un amoroso ángel.

Si quieres saber más de ellos y aprender a comunicarte con ellos, te recomiendo que hagas el Curso de Angeología de 4 meses de duración. Tienes más información en este enlace: https://www.esperanzacontreras.com/tienda/curso-de-angeologia/

 

Gracias, gracias, gracias

Un abrazo,

Esperanza Contreras

Comparte este artículo:

Apúntate ya a nuestra comunidad de hormiguitas empoderadas y recibe los artículos del blog por correo electrónico

O también únete al Reto del Poder de la Gratitud

¿Qué necesitas?

Buscar

Yo recomiendo:

Guía de la gratitud

Descarga ahora GRATIS la guía.

Deja tu email y nombre y recibirás la guía totalmente gratuita.

Esta web utiliza cookies, puede leer aquí la Política de Cookies. Si continúa navegando, está aceptando la política.